El arte de negociar

¿Hay algo más complejo para un artista que adentrarse en el mundo lucrativo? Parece que los conceptos de arte y comercio fueran antagónicos por naturaleza, uno profanando al otro. 

La historia del arte es, en cierta medida, forjada por la historia de la compleja relación generada por el desarrollo de las relaciones entre el artista y el poder económico. El terreno del arte ha abandonado desde hace tiempo cualquier pretensión de relevancia y, mucho más, de grandeza. Si en la actualidad el arte tiene algún significado, hubiera esperado que tuviera algo que decir sobre estas cuestiones. 

Toda la historia muestra que el arte es revolucionario por su propia naturaleza. Debajo de la superficie, siempre busca romper con las viejas convenciones y encontrar nuevas formas de mirar el mundo, involucrado en la búsqueda eterna de alguna verdad. 

Para que el arte se vuelva genuinamente independiente, para que la cultura deje de ser propiedad privada de unos pocos y se vuelva auténticamente humana, primero es necesario romper los lazos con el mundo meramente comercial donde se ve el arte como se ve todo lo demás: como mercancía. Conocer el precio de una obra de arte, no es conocer su valor.

Aquí es donde ingresa el impersonal objetivo de La Trastienda. De la mano de su fundadora Gabriela Yappert, se genera un espacio sin precedentes en la zona, de muestra y descubrimientos, de intercambio con artistas, de adquisición de obras pero sobre todo un espacio de refugio que preserva y vela por el infinito mundo de la creatividad, de las expresiones y de las voces que por allí pasan. 

Adentrarse por el cubículo de La Trastienda es imbuirse en el mundo del arte local, en la intimidad creativa de algún artista que esté habitando el espacio exhibitorio en ese momento y poder adquirir una pieza única.

A pasos del ingreso a Casa de la Cultura, se presenta un ciclo mensual de exhibición por donde transita pintura, dibujo, grabado, escultura, fotografía y otras tantas disciplinas, un crisol de artistas y oportunidades tanto para quién anida La Trastienda como para quién la visita.

Las muestras a su vez son direccionadas por diferentes artistas de la zona con enfoques totalmente diferentes entre sí, dando lugar a la originalidad y rienda suelta de quién asuma el comisariado del momento. 

. . .

Luz Pérez / @m.luzperez

Podría decir varias cosas sobre mí, todas se mueven de manera fluctuante y continua. Pero algo permanece inamovible y es que soy una artista, eso es lo que mejor me define.

. . .

Te esperamos en La Trastienda,

localizada en 9 de Julio 1043, General Roca, Río Negro. 

¡Adquirí arte!

Las opiniones y comentarios desarrollados en esta publicación responden a la subjetividad de lxs autorxs que participan.