ENTREVISTA A MAURICIO VESPRINI

Rionegrino, actualmente vive en Villa Regina donde comanda el proyecto del cual es creador, Capture Bizarre, un sitio de entretenimiento anclado en la cultura meme.

Capture Bizarre cuenta con una comunidad creciente de más de tres millones de seguidores en Instagram, otros dos en Twitter, un millón en Facebook y otro más en con el reciente desembarco en Tik Tok. Nos interesa su testimonio en términos, primero de pertinencia con el tema, claro, pero también en clave de regionalidad, porque expresa el potencial que se abre en torno a la comunicación en redes: la deslocalización de la producción simbólica y el derrocamiento definitivo del centro-periferia que posibilitan las redes. Vamos a conversar con Mauricio. 

Mauricio Vesprini, ¿qué dice tu Linkedin? ¿Cómo te gusta definirte hoy?

Mi Linkedin dice que soy Licenciado en Marketing y la cabeza atrás de Capture Bizarre. Me gusta definirme como un apasionado de crear e innovar en redes.

¿Qué es Capture Bizarre?

Capture Bizarre es una comunidad de entretenimiento cuya base está presente en todas las redes sociales de consumo masivo en el mundo. Somos una comunidad, porque no solamente tenemos un número muy alto de seguidores, sino que tratamos de tener relación con la mayoría, para poder compartir contenidos afines de nuestra audiencia.

¿Y cuáles son las claves -desde tu perspectiva y tu experiencia- del éxito del meme en el discurso de lo cotidiano?

Existen varias claves para que el éxito del meme sea el mejor, pero la principal, sin lugar a duda, es la rapidez con el cual se realiza. Un meme puede tener siempre éxito, pero el pico del éxito se logra cuando se publica de forma casi inmediata ante cualquier acción que esté sucediendo; y la clave para esto es estar atento a todo tipo de acontecimiento que pase en el país o en el mundo. Un meme que cumpla con esa característica, no tengas dudas que se va a viralizar por todos lados y en cuestión de minutos alcanzó a millones de personas por distintos medios.

¿Y las métricas qué dicen? ¿Dónde ves que está el volumen de reacciones hoy, en lo político, en el humor cotidiano, costumbrista, por dónde ves que está pasando la vibra de los usuarios de la región?

Si tengo que hablar de Capture Bizarre en sí, las métricas siempre nos devuelven los mejores resultados cuando publicamos memes sobre lo cotidiano, es lo que más pega y lo que más la gente comparte e interactúa. En cuanto a las redes en general, si hablamos por ejemplo de Twitter y en la época en la que estamos, lo político tiene mucha repercusión. Es como que está bien segmentado dependiendo de qué red social estemos hablando. Pero, en la mayoría de los casos, siempre gana lo cotidiano. 

En cuanto a los usuarios de la región, últimamente he visto a muchas personas compartir contenido sobre cosas que surgen en nuestra provincia (cosa que generalmente es raro, ya que siempre se comparten gustos y características de nivel nacional) e incluso de ciudades particulares, y que ha tenido mucha repercusión. Eso está muy bueno, las redes hoy permiten que cualquier contenido se viralice de forma rápida sin necesariamente tener un alto número de seguidores.

Capture Bizarre nació como un proyecto de entretenimiento, construyó una comunidad enorme de usuarios alrededor del humor, del consumo irónico. Ahora me pregunto, ¿cómo es el desafío de monetizar una forma de mirar e interpretar la realidad? ¿Cómo sucede eso? ¿Cómo convertir en un emprendimiento digital de comunicación eso que hace unos años era en apariencia solo entretenimiento?

Lo definiste muy bien, cuando comencé con Capture Bizarre fue simplemente compartir lo que tal vez compartía en mi cuenta personal, pero atrás de un nombre y una marca. En ese entonces, era divertido tener cada vez más interacciones, comentarios, seguidores, mensajes… hasta que empezó a hacerse una “bola de nieve” tan grande que tuve que sentarme a ver cómo se manejaba una masa tan grande de personas. Digo esto, porque lo que comenzó como algo cotidiano de subir algo de humor, se convirtió en una responsabilidad enorme, ya que el contenido que publicaba y publicamos hoy en día, tiene una llegada inimaginable y por ende, somos cautelosos con lo que publicamos.

La monetización comenzó hace varios años, pensá que hoy en día hay miles de perfiles, de influencers que tienen mucho alcance, pero años atrás, fui uno de los pioneros. Esto llamó la atención de las marcas, de las agencias de Marketing y Publicidad y comenzaron a contactarme para ver qué valor tenía publicar contenido de ciertas marcas. En ese entonces, me di cuenta que ya no estaba manejando una cuenta de humor, sino que tenía un negocio en la palma de mi mano. 

Así fue como comencé a pautar con las marcas más grandes e importantes del mundo, que para mí, más allá del dinero, era sentirme parte en cierta forma, al poder colaborar con las marcas que desde chico soñaba y estudiaba sus mecanismos. A pesar de que estudié Marketing y me especialicé en todo este mundo del Marketing Digital, desde chico manejé una admiración por las acciones que hacían todas las marcas, es el día de hoy que puedo estar horas mirando videos de publicidades y analizando las estrategias que utilizan. Siempre digo que, todos históricamente cuando llegaba la hora de las pausas comerciales en los programas de TV, cambiaban de canal; en mi caso, llegaba a esperar que llegue el espacio publicitario para ver qué hacían.

Hoy en día, en Capture somos muchas las personas que vivimos de esto y estamos trabajando casi 24/7, todos los días para poder brindar el mejor contenido y para poder llegar siempre a más personas. Somos un gran equipo y eso es lo que hace que todo funcione tan bien.

.

Capture Bizarre
Imagen con Ojo del logo de Capture Bizarre.

Las opiniones y comentarios desarrollados en esta publicación responden a la subjetividad de los autores que participan.